Quantil-MinMinas

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Minas y Energía, expidió el Decreto 0570 del 23 de marzo de 2018 mediante el cual se establecieron los lineamientos de política pública para definir e implementar un mecanismo que promueva la contratación de largo plazo para los proyectos de generación de energía eléctrica que aporten al cumplimiento de los objetivos de política pública del mencionado decreto. En este sentido, en febrero de 2019, el Ministerio de Minas y Energía promovió la primera subasta de contratación de largo plazo, buscando facilitar la entrada de energías complementarias a las existentes en el Mercado de Energía Mayorista. En ésta se recibieron 22 ofertas de venta y 20 de compra; no obstante, no se realizó ninguna adjudicación debido a que no se lograron los indicadores de competencia definidos por la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG).

El Ministerio de Minas y Energía motivado por cumplir con los objetivos de política pública y lograr diversificar la matriz de generación del país con proyectos que aporten al cumplimiento del compromiso de COP21, adelantó una segunda subasta para octubre del 2019. Con el ánimo de propender por un proceso exitoso, el Ministerio realizó una consulta con diferentes agentes para identificar las oportunidades de mejora de la primera subasta. Una de ellas era proponer un diseño eficiente del esquema de garantías de la subasta. Por tal motivo, el Ministerio propuso el estudio que Quantil realizó, cuyo objetivo fue estudiar diferentes esquemas de garantías y seleccionar el más adecuado.

En virtud de ello, el análisis se concentró en modelar la segunda subasta y en calcular el riesgo de los diferentes agentes involucrados, a saber: empresas generadoras, empresas comercializadoras, usuarios finales y Estado (desde el punto de vista de buscar una capacidad instalada mínima en este tipo de tecnologías). El análisis de los cinco tipos de garantías – seriedad para generadoras y comercializadoras, puesta en operación, cumplimiento y pago – sugirió optimalidad para el sistema con soluciones de esquina (mínimos tolerables) para las primeras tres, que son constituidas hacia agentes externos a la subasta. La solución para las garantías de cumplimento, según la parametrización del modelo, fue el máximo que anticipó suficiente participación para cumplir con las necesidades de instalar capacidad. Las garantías de pago idóneas, según el modelo, convergen hacia situaciones de maximizar la protección hacia el riesgo crediticio.

Para más información los invitamos a leer el boletín relacionado:

HOJA DE VIDA DEMOS